Poder visitar un lugar sin moverte del sillón es algo que las tecnologías nos están ofreciendo cada vez con más perfección.

Si una pintura, ya sea rupestre o hiperrealista, nos sumerge en el sueño de ver cosas que no están pasando en ese momento, de visitar otros lugares, tener otras emociones o sensaciones, la fotografía, aún en blanco y negro, revolucionó el mundo de la creación de imagen, dando una pátina de realidad a los entornos fotografiados.

Claro que el visionado de la imagen puede tener una amplitud que cambie la perspectiva de visión. De distinta forma vemos una foto de carnet del tamaño de un sello que un mural del tamaño de un edificio de 5 plantas. En las imágenes mas grandes debemos fijar la atención en los detalles con movimientos oculares e incluso girando el cuello.

Equirectangular

Para conseguir una experiencia más inmersiva tendríamos que ocupar todos los ángulos posibles de forma que la imagen ocupe los 360º en todos los sentidos. Esto se consigue con las imágenes en formato equirectangular que aún cuando son imágenes planas, se reproducen proyectadas sobre una esfera que envuelve al espectador que tiene unas gafas de realidad virtual o un móvil con una carcasa de cartón… con sus sensores de movimiento hacen que la imagen rodee por completo el campo de visión del espectador.

Que no os despiste la palabra “equirectangular” como algo tan raro. En realidad, los “mapamundi” son representaciones planas del globo terráqueo, que es esférico.

Mapamundi

Un tour virtual consiste en enlazar estas imágenes de 360º entre sí de manera que resulte una experiencia lo más cercana posible a haber estado allí. Las imágenes, además del contenido visual, contienen unos iconos que hacen interactuar con el recorrido.

Como ejemplo puede visitar nuestro tour virtual piloto.

https://spicon.es/tourpiloto

Bienvenidos al nuevo mundo de la realidad virtual.